Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio están hartas de la precariedad y de la falta de reconocimiento a su trabajo. Han sido despojadas de sus derechos laborales y cobran menos de 600 euros al mes por esencial: los cuidados.

Mayo 2018

Comments

comments

About Author