El objetivo de esta jornada, que tendrá lugar en Poio (Pontevedra) el 13 de octubre de 2017, es poner en valor la escuela rural como motor de cambio en los territorios rurales de Europa y, a la vez, atender al olvido de la educaciónen estas zonas. Se centrará la atención en el caso de Galicia, región europea en la cual las escuelas rurales se hayan en estado crítico por falta de alumnado debido a la despoblación. La jornada de debate abordará diferentes aspectos, entre ellos: el abandono escolar temprano en las zonas rurales, el papel de las instituciones públicas en la supervivencia del medio rural, el valor social de las escuelas rurales y su papel en la lucha contra la despoblación, los desafíos docentes, la innovación educativa y las pedagogías alternativas. 

Las escuelas rurales de Europa deben ser objeto de una especial protección por parte de las políticas públicas, ya que su función va más allá de proporcionar un servicio educativo de proximidad y de calidad: las escuelas rurales son esenciales en la ordenación y cohesión del territorio rural, permiten preservar la identidad, los códigos, los léxicos y los símbolos culturales característicos de las poblaciones en las que se asientan y su presencia otorga a las zonas rurales un atractivo único a la hora de atraer nuevos habitantes. Son, por lo tanto, un pilar fundamental para un mundo rural vivo.

En el contexto europeo, a medida que se desciende desde la Unión Europea a los Estados, regiones y otros territorios se van perdiendo las visiones globales e integradas y la percepción es más localista, restrictiva y sesgada. Esto hace temer que las políticas integradas, de solidaridad y cohesión, no tengan en cuenta las zonas rurales que existen en todas las regiones españolas y sean ocultadas en las estadísticas regionales, lo que dificulta que se actúe  sobre ellas, incumpliendo los principios de la ‘Agenda Territorial de la Unión Europea 2020. Hacia una Europa integradora, inteligente y sostenible de regiones diversas’ (UE: 2011), conocida como ATE 2020. En ella se definen unos objetivos y puntos de referencia, entre los que destacamos el 19, 28 y 51:

(19) El riesgo de exclusión es mayor en zonas con poca accesibilidad, malos resultados económicos, falta de oportunidades sociales u otras circunstancias territoriales particulares. Si esos territorios forman parte de unidades administrativas mayores, el problema puede quedar oculto en las estadísticas oficiales.

(28) Tal vez sea preciso prestar una atención especial a las zonas rurales periféricas menos desarrolladas y a las poco pobladas, pues en ellas los grupos sociales desfavorecidos muchas veces sufren segregación. Los territorios que afrontan una gran despoblación deberían contar con soluciones a largo plazo para mantener su actividad económica fomentando la creación de empleo, unas condiciones de vida atractivas y unos servicios públicos para los habitantes y las empresas.

(51) Subrayamos que se precisa un sólido respaldo metodológico y una base exhaustiva de conocimientos territoriales en el proceso de elaboración de políticas a nivel de la UE. Diversos organismos pueden aportar contribuciones valiosas en este sentido y deben incluirlo en su actividad de investigación.

En este sentido, las escuelas rurales son un objetivo de atención prioritaria y, a la vez, suponen la herramienta perfecta para ser, en ellas mismas, motor de cambio y progreso para las sociedades rurales.

Comments

comments

About Author